El viento se levanta, Hayao Miyazaki

Título original: Kaze Tachinu (The wind rises)Captura de pantalla 2014-12-24 a las 15.33.32

Año: 2013

Director: Hayao Miyazaki

País: Japón

Productora: Studio Ghibli

En el año 2013 Miyazaki confirmó la que sería su última apuesta cinematográfica animada, dando así su despedida después de décadas como un gran referente dentro del sector de la animación. Para la ocasión, Hayao escogió una temática del que siempre se ha mostrado un gran aficionado: la aviación. Gran parte de este agrado puede deberse a que su padre regentaba un negocio encargao de realizar timones para aviones. Desde entonces, Miyazaki siempre se ha considerado un fiel amante de la ingenieria aeronáutica y ya en 1992 lo demostró con su película “Porco Rosso”.

Para su adiós al cine, escogió un film biográfico basado en un manga de Tatsuo Hori titulado “El viento se alza”, que recrea parte de la vida de Jiro Horikoshi, diseñador del avión de combate Zero, que fue usado en el ataque de Pearl Harbor durante la Guerra del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial.

Jiro es un joven que sueña con llegar a ser diseñador de aviones. Gran parte de su vida la dedica a su pasión, hasta convertirse en uno de los ingenieros aeronáuticos más prestigiosos de la historia.

Captura de pantalla 2014-12-24 a las 15.40.18La película está contextualizada durante la Segunda Guerra Mundial en Japón, y retrata las diferentes fases de la vida de Jiro, desde que es un pequeño que tiene ilusiones y sueños, pasando por un joven que trabaja duro para convertirse en ingeniero, hasta consolidarse en un gran referente profesional dentro ámbito de la aviación. Sin embargo, las fases vitales del protagonista no sólo se centran en su vida profesional, sino que también cuenta con una gran parte humanista, en la que el protagonista interactua con su vida familiar, con el amor y con algunos personajes históricos de renombre que le ayudarán en su profesión.

Posiblemente estemos ante una de las películas más intimistas del director. No debemos nunca juzgar la cinta pensando que se trata de un film biográfico, pues queda patente la meticulosa dedicación que el director ha querido imprimir en cada una de las escenas. Una historia realista, pero no por ello menos subjetiva, pues la clara intervención de Miyazaki no puede obviarse en ningún momento, pero sí que deja de lado algunos de los mensajes principales que han caracterizado siempre a Studio Ghibli, como la defensa de la naturaleza o la creación de mundos fantásticos y personajes venidos de lugares muy remotos, muchos de ellos haciendo apología a la cultura japonesa. “El viento se levantacuenta un historia real contextualizada en un tiempo real, y por tanto, la fantasía no tiene lugar en un proyecto de esta embergadura. Quizá por ese motivo la crítica ha sentenciado que se trata del film más adulto del animador. Algo que personalmente no estoy de acuerdo, pues la realidad o falta de ella no determina el tipo de público al que puede ir dirigido.

Captura de pantalla 2014-12-24 a las 15.33.56En un mensaje más trascendente que la propia historia del protagonista, Miyazaki quiere hacernos entender la importancia de los sueños, de la ilusiones y de como éstas, con un gran esfuerzo, dedicación, sacrificio y amor por lo que hacemos pueden llegar a convertirse en realidad. Un camino que puede estar lleno de obstáculos, pero que nunca se debe perder la esencia pura del verdadero sentido de las acciones, siempre que conlleven un objetivo final.

Captura de pantalla 2014-12-24 a las 15.39.37Miyazaki regala un puesta en escena impecable, imperando la figura humana como el elemento de mayor importancia por encima de los escenarios y una paleta cromática suave y discreta que ayuda a impregnar de seriedad el argumento. Muestra un reflejo de ciertas costumbres japonesas del s.XX pero sin dejar de mostrar también la vida occidental, algo muy propio también de Ghibli. No puede negarse la propia referencia a la guerra, pues ya se ha especificado en que años transcurre la historia. Dicho elemento tiene la función de contextualizar al personaje y su decisión profesional, acompaña a la narración como parte intrínseca de ella, dejando un sabor amargo y de cierta negación a los conflictos bélicos.

Captura de pantalla 2014-12-24 a las 15.34.36El propio lenguaje audiovisual roza lo extraordinario, pues la productora y sus dibujantes tienen una gran carrera cinematográfica a las espaldas y eso provoca que no existan fallos destacables durante todo el film. A nivel gráfico se presenta como la película más “pura” que Ghibli ha lanzado al mercado, pero este factor puede deberse en gran medida a una pura cuestión de evolución tecnológica. En ciertos momentos de la historia, la velocidad narrativa de los acontecimientos pueda llegar a ser algo lenta, en parte potenciada por la falta de dinamismo en las escenas, pero tampoco se debe olvidar que se trata de animación japonesa, y que, en contraposición con la occidental, por lo general suele ser más pausada, otorgando un mayor protagonismo a las escenas estáticas o con relativa poca rapidez.

Una historia que mi opinión, podría haber sido parte de la filmografía de Miyazaki, pero no  configurarse como la última aportación del autor al cine de animación.

El cielo se levanta…¡Debemos aprender a vivir!

 Nota: 7,6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s